Inicio » Uncategorized » Alimentación y nutrición en el embarazo

Alimentación y nutrición en el embarazo

¡Tienes que comer por 2!
¡Tu hijo nacerá con manchas en la piel si no satisfaces tus antojos!

Frases similares son las que seguro has escuchado se dicen a alguien que está esperando un bebé. Si bien, es cierto que las embarazadas pueden cambiar sus gustos por los alimentos, eso no incluye antojos desmedidos y mucho menos pigmentaciones en la piel del bebé por no satisfacerlos.

Para hacer recomendaciones, es necesario saber el estado de nutrición de la mujer antes del embarazo; si se encontraba en un estado óptimo de salud (IMC normal), sólo tendrá que hacer pequeñas modificaciones en su alimentación.

alimentacion_durante_el_embarazo_frutas

Hablando de energía, el incremento será de 150 Kcal durante el primer trimestre y 300 Kcal los últimos dos trimestres, provenientes de alimentos nutritivos para que puedan contribuir al desarrollo del bebé. Se esperará un aumento entre 250g y 300g por semana para lograr un aumento de peso saludable, resultando:
• De 9 a 12 kg si el embarazo se inició con un peso adecuado.
• De 10 a 15 kg si la madre tenía un bajo peso.
• De 7-9 kg si se inició con sobrepeso u obesidad.

Será de mayor importancia vigilar el consumo de:

• Ácido fólico: Es una vitamina que forma parte del complejo B y durante el embarazo ayuda a la formación del sistema nervioso del bebé. Lo puedes encontrar en vegetales verdes, granos enteros, leguminosas como frijoles, hígado, carne de aves, res y cerdo, jugo de naranja y cereales adicionados.

• Hierro: Es un mineral que ayuda a mejorar el rendimiento, la vitalidad, el aprendizaje y ayuda a prevenir la anemia. Lo puedes encontrar en carnes rojas, vegetales verdes, leguminosas y cereales fortificados. Se recomienda combinarlos con alimentos ricos en vitamina C como cítricos para mejorar su absorción.

• Calcio: Es un mineral necesario para la formación, fortaleza y crecimiento de los huesos y dientes del bebé, además participa en las funciones musculares normales y para la coagulación sanguínea. Puedes encontrarlo en productos lácteos, tortilla, cereales fortificados. Es aconsejable un consumo de 3 raciones de lácteos bajos en grasa al día.

Para evitar el estreñimiento no olvides beber agua natural durante el día y mantener un consumo de fibra adecuado- incluyendo diariamente cereales integrales, así como frutas y verduras frescas (sobre todo las de hoja verde)-, realizar ejercicio ligero, puedes caminar 20-30 minutos al día (si quieres un ejercicio de mayor intensidad y frecuencia debes consultar antes a tu médico).

Evita fumar, consumir bebidas alcohólicas y el exceso de cafeína que pueden afectar el desarrollo del bebé.

Limita el consumo de azúcares, grasas y sal que pueden conducirte a un mal control de peso, asociado a diabetes gestacional, aumento de la presión arterial y retención de líquidos- factores que complican el embarazo-. Además, un peso saludable de la madre reduce el riesgo del bebé a padecer obesidad, hipertensión y diabetes en la edad adulta (con lo que cuidarás corazón y riñón tuyo y de tu bebé).

Elaboró:

Sahida Andrade

Nutrióloga en Querétaro con experiencia en paciente renal

Haz tu cita ahora

Referencias:

• 5 x día. Recetas y consulta. Fundación Campo, Educación y Salud, A.C. México, D.F. 2008. http://www.cincopordia.com.mx

• Nutrición en las etapas de la vida. Embarazo. Instituto de Salud Kellogg’s. http://www.insk.com

• Escott-Stump S. Embarazo. Nutrición, diagnóstico y tratamiento. McGraw-Hill. 5ª edición. 2005: 4-6, 432.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: